19 Septiembre 2020

Temporada 2021: buscan implementar testeos y hospitales modulares para el verano

Temporada 2021: buscan implementar testeos y hospitales modulares para el verano
Se pondrá en marcha a partir de octubre y está destinado a recuperar el 50% de los gastos en turismo y usarlos a partir de 2021. El Gobierno nacional trabaja en un programa económico para fomentar la actividad turística dentro el país, con vistas a la temporada 2021, y que se pondrá en marcha a partir de octubre, en el marco de la pandemia de coronavirus (COVID-19). En ese sentido, se analiza la posibilidad de que los turistas cuenten con un test negativo y en ese caso, el Estado se haría cargo del costo de los testeos de aproximadamente cinco millones de argentinos que viajan cada año. Según confirmaron desde Nación, también se analiza extender la temporada pero eso dependerá del calendario escolar 2021, que aún no fue definido y es uno de los temas clave si este año no hay un regreso a las clases presenciales. En tanto, en las localidades turísticas más visitadas se construirán hospitales móviles para asegurar que no haya un colapso en los sistemas sanitarios de las ciudades que no tienen la capacidad de absorber a los turistas que requieran atención médica. Si bien hace algunos meses atrás se discutía la opción de que el turismo arranque por regiones, es decir, que se habiliten en primer lugar para los que vivan en la misma provincia donde se encuentra el destino a visitar, ahora la idea más fuerte es que todos puedan moverse por las distintas jurisdicciones. Así, desde el Ministerio de Deporte y Turismo que conduce Matías Lammens, definirán en las próximas semanas cómo será el protocolo en los balnearios de la Costa Atlántica, cuyo objetivo es que no haya aglomeraciones en las playas y que se establezca un cupo de cantidad de personas que puedan estar en cada balneario. En esa misma línea, otro dato que manejan desde la cartera nacional es que siete de cada diez turistas que visitan los municipios balnearios de la quinta sección en verano, lo hacen en su propio vehículo, lo que reduce el riesgo de contagios en otros medios de transporte.